hatha yoga en Tenerife

Yoga

Yoga es el arte de reconocernos. No es simplemente una actividad física, es un camino para aprender a observar nuestros procesos mentales. La palabra yoga viene del sánscrito yug que significa “unión”, en el sentido de re-descubrir nuestra conexión con todos y con el Todo. Las asanas (posturas corporales) fueron diseñadas en la antigüedad por grandes sabios (yogis, rishis), que en su búsqueda de la iluminación desarrollaron un método para que este vehículo que es el cuerpo se encontrase en las condiciones óptimas para poder alcanzar esa meta.

Yoga en un principio fue una disciplina integral que abarcaba todos los aspectos del desarrollo del Ser; con el paso del tiempo se dividió, dando lugar a múltiples estilos de yoga, escuelas… en definitiva sistemas de enseñanza diferentes.

No existe yoga si no nos enfocamos en la Meditación (Dhyan), la respiración (Pranayama) y en un acercamiento sincero en el que conseguir la relajación, la flexibilidad o la ejecución de las posturas no es el fin de la práctica sino un medio, una parte del camino.

Casí todos los métodos inician el trabajo basándose en las prácticas de asanas (posturas) para fortalecer músculos y desarrollar la elasticidad, a la vez que se masajean las glándulas y órganos internos, favoreciendo un equilibrio en los sistemas endocrino, linfático y nervioso.

A su vez asana pone una base para aprender a observar la mente, práctica que fundamenta la meditación: Hatha Yoga es una meditación en movimiento.

Objetivos de las clases:

Conocer los alineamientos básicos para desarrollar una práctica de yoga sana y conectarla con nuestro desarrollo personal.
Aprenderemos a:

• Reconocer la importancia de la respiración y su coordinación con los movimientos.
• Conocer los alineamientos básicos del cuerpo.
• Comprender la importancia que tiene la meditación en el Yoga.
• Practicar una serie básica de posturas corporales (asanas).
• Identificar y liberar las zonas crónicamente tensas.

Beneficios de la práctica:

• Automasaje de glándulas endocrinas (sistema endocrino) y sistema nervioso.
• Automasaje y reacomodación de órganos.
• Favorece la circulación sanguínea, linfática y simpática.
• Promueve el tono muscular.
• Favorece la respiración profunda (diafragmática).
• Promueve el desarrollo de la atención.
• Explorar el cuerpo y la mente.
• Mejorar la relación con tu cuerpo.
• Acercarse al arte de la meditación.

Preguntas frecuentes

Ropa suelta y agua para beber. Esterilla de yoga, si ya tienes una.

Empezando desde cualquier condición física podrás mejorar poco a poco. Sigue las indicaciones del instructor, que te ayudarán a no frustrarte ni exigirte un esfuerzo ineficaz o lesionarte.

No solo adecuado sino totalmente aconsejable. Si no logras estar en calma, probablemente hay en ti un estrés de fondo y un excesivo trabajo mental. El yoga te ayudará a evolucionar a un estado más equilibrado, donde seas tú quien utilice tu mente en vez de ser manejado por procesos mentales inútiles.