Yoga Iyengar

yoga iyengar

Yoga Iyengar es un método desarrollado y popularizado en el mundo occidental por B.K.S. Iyengar. Este estilo de práctica viene del mismo linaje que el Ashtanga, ya que tanto Iyengar como Pattabhi Jois fueron discípulos de Tirumalai Krishnamacharya. Si has probado los dos, te habrás dado cuenta de que muchas de las asanas son idénticas, aunque la forma de abordarlas no es la misma.

La práctica de yoga Iyengar es perfecta para aprender los más sutiles detalles del alineamiento, y por eso es capaz de corregir detalles estructurales fundamentales para el sistema músculo-esquelético. Por supuesto aporta también muchos más beneficios, como cualquier otro estilo de yoga. No es de extrañar que sus practicantes experimenten una rehabilitación extraordinaria si se mantienen perseverantes en su aprendizaje.

Aspectos característicos del Yoga Iyengar

¿Cómo describiríamos este método?¿Qué lo hace diferente de otros, como el Hatha yoga clásico, Vinyasa, Kundalini, etc.?

Cada maestro y cada momento imprimen a una sesión de yoga su propio carácter, pero vamos a resaltar tres rasgos comunes:

  • Intensidad. Hay que permanecer en las posturas durante un tiempo prolongado. No quiere decir esto que todos los alumnos tengan que estar un tiempo concreto, sino que cada persona debe procurar encontrar sus límites e ir permitiendo a su organismo asumir y dejar que el cuerpo se tome su tiempo para “entender” la asana. Es un reto a nivel físico y mental que desarrolla tu atención y consciencia.
  • Alineamiento preciso. Cada acción para llegar a la postura correcta y cada respiración forman parte de un método estudiado. La alineación y respiración en las asanas va a producir su efecto en los huesos, músculos, ligamentos, órganos, glándulas, fascias y circulación energética.
  • Uso de soportes para el alineamiento. La utilización de soportes como cinturones, almohadillas, mantas, bloques, etc. constituye una ayuda importante para recordar al cuerpo su biomecánica original. A las personas con rigidez, dolores y/o problemas estructurales, o simplemente a los nuevos practicantes, les facilitarán la postura y con ello una re-alineación y restauración del equilibrio que sin accesorios resultaría mucho más difícil.