ventajas del yoga en verano

Yoga en verano

El calor nos envuelve en estos días, nos empuja al borde del mar o a la sombra fresca de los pinos. Y como siempre, el yoga te ayudará a sacar mejor partido al momento:

  • ¡Puedes practicar al aire libre!

    Reconozcámoslo: muchos de nosotros no pasamos mucho tiempo en contacto con la naturaleza, ni mucho menos descalzos. ¡Practica en la playa, en el parque o en el campo; o al menos en tu terraza! Tu rutina de yoga adquirirá un plus de energía con la luz del sol y el aire fresco alrededor.

  • Aprovecha la flexibilidad extra que aporta el calor.

    Las altas temperaturas aflojan tus articulaciones, así que podrás ir un poco más allá en las asanas que implican estiramiento. ¡Tal vez te sorprendas a tí mismo llegando a donde en invierno ni soñaste!

  • Integra lo aprendido en clase de yoga cuando hagas otras actividades.

    Cuando hagas una excursión en bici, juegues al tenis, estés patinando, etc. y comiences a sentir cansancio o te quedes sin aliento, recuerda que volver a una respiración calmada te dará una reserva de energía para seguir adelante. ¿Por qué no utilizar también las asanas y pranayamas que te parezcan adecuadas al terminar la actividad? Seguro que al día siguiente te encuentras muchísimo mejor.

Por otra parte, si nunca has practicado yoga y el verano es tu época de mayor relajación y disponibilidad de tiempo, ¿por qué no comenzar ahora? Consulta nuestros horarios, ¡seguro que encuentras el más adecuado para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.